El Diccionario del Diablo – Ambrose Bierce

Me imagino que este autor ha de  haber sido dueño de un sentido del humor muy fino y de una aguda inteligencia, cualidades necesarias para lograr compilar sus definiciones sobre gran cantidad de temas en esta obra.

Cuentan que además de haber sido un escritor y periodista, Ambrose Bierce era también dueño de una curiosidad insaciable, lo que lo llevaba a incursionar -a veces hasta entrometerse- en gran variedad de temas de la vida cotidiana.  Nacido en el Estado de Ohio, logró formarse un lugar de respeto entre la comunidad periodística de su época, y durante un buen tiempo sus participaciones en columnas de diarios le permitieron plasmar su visión -a veces un tanto cínica, otras veces seria, pero siempre con un excelente sentido del humor- del quehacer humano.  

Entre muchas otras obras, cuentos e historias cortas, se fué formando su Diccionario del Diablo, que resulta en una lectura ágil y deliciosa.  En él muchas veces nos vemos retratados los lectores, pues logra que nos identifiquemos con la mayoría de los temas.   A pesar del tiempo transcurrido -sus años más prolíficos fueron a finales del Siglo XIX- al consultar su diccionario, vemos que los seres humanos seguimos siendo los mismos.

Su definición de CINICO lo dice todo: “Un tipo cuya visión defectuosa ve las cosas COMO SON, no como deberían ser.  De ahí la costumbre entre los ‘puros’ de colocarse los ojos de un cínico para mejorar su visión“.   Y su visión sobre el COMERCIO: “Un tipo de transacción en la cual ‘A’ roba a ‘B’ los bienes de ‘C’, y por compensación ‘B’ toma la bolsa de ‘D’ con dinero perteneciente a ‘E’“.

Las circunstancias de su muerte son extrañas.  Se cree que a la edad de 71 años, hastiado de la forma de vida americana, después de haber terminado con su matrimonio, haber perdido a sus dos hijos, y romper con sus amistades, decide cubrir la revolución Mexicana (1913) de manera periodística quizás.   Algunos cuentan que se une a Francisco Villa, mientras otros dicen que eso no pudo haber sido, y otros más refieren que probablemente nunca salió de los Estados Unidos.    Desapareció y nunca más volvió a su país.

Pareciera que su fin ocurrió en el “sitio de Ojinaga” donde pudo haber sido fusilado.

Extraño fin para tan extraño personaje.   ¿Podría haber tenido mejor muerte?

Acerca de siemprenaccion

En búsqueda permanente de la comprensión y el entendimiento de las cosas.
Esta entrada fue publicada en Cinismo, Humor, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s